Archivo de la etiqueta: Especiales

Claves del Sistema hipotecario de canadiense: hipotecas en Canadá

En Canadá la morosidad no sube del 1% incluso en el actual contexto. ¿Dónde residen las claves de este sistema hipotecario? Tipos fijos, Seguros en hipotecas de más del 80% y criterios de concesión

El sistema hipotecario canadiense se ha puesto en los últimos meses como ejemplo, por sus bajos niveles de morosidad incluso en un contexto económico tan complicado como el actual. De hecho se están estudiando algunas de sus principales caracerísticas en algunos proyectos de reforma de los sistemas hipotecarios.

Veamos cuales son sus principales características:

• Los intereses de las hipotecas no pueden ser deducidos en Canadá, lo que invita a la gente a endeudarse menos.
• En Canadá, los hipotecados responden con otros activos más allá de su casa (como en el Reino Unido y España).
• En Canadá todas las hipotecas que superen el 80% del valor de la vivienda tienen que tener un seguro, pagado por el hipotecado y que no es deducible, con una agencia federal, la llamada Canada Mortgage and Housing Corporation.
• Hay diferencias en el ratio de endeudamiento, pero tampoco demasiado grandes como para explicar la salud del sistema canadiense.
• En Canadá, los cinco mayores bancos forman un oligopolio. Esto acaba con la competencia. Tener menos bancos también deja más claro cuáles son demasiado grandes para caer, lo que supone una supervisión más estricta y
• La legislación que establece la homogeneidad en los criterios de concesión de créditos -éstos son supervisados por el Canada Mortgage and Housing Corporation.
• Se impone a las entidades unas limitaciones muy concretas y coherentes en cuanto a los plazos de amortización de los créditos (de media son casi la mitad que los españoles o estadounidenses)
• La mayoría de las hipotecas están referenciadas a un tipo de interés fijo.
• Cuentan con un sistema judicial que funciona a la perfección y facilita que las entidades puedan rescatar sus bienes con rapidez si los deudores dejan de pagar sus letras.

Hipotecas Islamicas

Os comentamos como se puede financiar una vivienda en base a las normas de la Banca Islámica, la sharia, como son las opciones de la Murabaha y el Eljara wa Elqtina

Muy interesante el artículo de Euribor.com.es sobre la Banca Islámica.

Uno de los muchos puntos que trata es el de cómo se instrumentaliza una hipoteca bajo los criterios de las normas de la sharia, conocida como Fiqh al-Muamalat (normas islámicas sobre transacciones).

Como en las hipotecas no pueden intereses las soluciones que presentan la Banca Islámica son: “en una hipoteca islámica, en lugar de prestar el dinero al comprador para pagar el bien, un banco puede comprar el bien por sí mismo al vendedor y revenderlo al comprador a cambio de un beneficio, permitiendo al comprador pagar al banco a plazos. No obstante, el beneficio del banco no puede ser explícito, y, por tanto, no hay penalizaciones por retraso en el pago. Para protegerse del impago, el banco exige garantía rigurosa. Los bienes o tierras se registran a nombre del comprador desde el principio de la operación. Este acuerdo se denomina Murabaha. Otra posibilidad es EIjara wa EIqtina, similar al arrendamiento financiero de inmuebles“.

En el artículo de Euribor se comenta mucho más sobre otros productos financieros y sobre la relevancia de este tipo de banca en el mercado. Muy recomendable.

Más de mil visitas al día, con sentimientos encontrados

Si en los buenos tiempos, cuando el mercado estaba en su punto álgido, no lo conseguimos, los malos tiempos en el mercado parecen que nos ayudan.

Esta semana en MundoHipoteca nos hemos consolidado en niveles superiores a las mil visitas al día.

Buena parte de ello lo tienen desgraciadamente los artículos relacionados con las ayudas en las hipotecas para los parados y la moratoria del gobierno. Vuestra alta participación en los comentarios de estos artículos está enriqueciendo muchísimo la perspectiva de la terrible situación que estamos viviendo, desde una posición bastante poco técnica y si muy humana. Así que aprovecho este artículo para daros a todos las gracias por seguirnos y por participar tan activamente y desearos mucho ánimo y muchas fuerzas para aguantar el chaparronazo que nos ha todado vivir.

Un par de agradecimientos adicionales: a Fernando, por toda la ayuda que nos presta y por lo tanto nos ha animado para seguir esta aventura; a Kamikaze, por su colaboración: a pesar de su reciente incorporación muchos de sus artículos están en el top de los más visitados y nos está ayudando mucho en lograr un importante salto tanto de calidad como en usuarios;y a mi mujer, por su paciencia y por permitirme que tras una larga jornada laboral, cuando termino de cenar,enganche mi macbook y me ponga a teclear sobre los aspectos más destacados en en mundo financiero, en especial de la financiación.

Os dejo este anuncio que como otros de CocaCola, que seguramente ya conocéis, pero que me encanta. Invita a disfrutar de lo que tenemos, aunque sea poco y difícil, y de los que tenemos alrededor, a pesar de los problemas, que esto son dos días. Espero que os guste.

http://www.youtube.com/watch?v=tzc3FFJDKU8

Gracias de nuevo a todos, y nos seguimos viendo por aquí, si os apetece.

Préstamos para comprar barcos

En todoproductosfinancieros.com, en su post Hipotecas Náuticas: algunas opciones,
se recopilan algunas de las opciones que existen en nuestro mercado financiero dirigidas a la financiación del precio de las embarcaciones.

Estas son las que han encontrado.

  • Hipoteca Náutica de Caja Canarias
    Importe Máximo: 60.000 €
    Plazo Máximo: 15 años
    Interés: Euribor + 3
    Hasta el 75% de la tasación
  • Credinova Navega de Caixanova
    Importe Máximo: sin datos
    Plazo Máximo: 15 años
    Interés: Euribor + 3
    Hasta el 75% de la tasación
  • Crédito Caixa Náutica de Caixa Galicia
    Importe Máximo: no tiene
    Plazo Máximo: 10 años
    Interés:
    Hasta el 75% de la tasación
  • Iremos actualizando este post si vamos encontrando productos adicionales cuando cotilleamos en las webs financieras.

    Préstamos participativos para emprendedores

    Carlos Blanco, buen conocedor del mundo del emprendedor, publica un amplio post sobre Préstamos Participativos en el que explica con bastante detalle este tipo de financiación.

    Le tomamos préstada su definición de este tipo de solución financiera:

    • La entidad financiera presta un dinero, que normalmente se va desembolsando conforme se consiguen unos hitos. Este dinero suele desembolsarse entre 2 y 4 veces, lo normal 2-3.
    • Estos hitos pueden ser ventas, facturación, audiencia, acabar un producto, conseguir N clientes, etc… Se pactan con los propios emprendedores en base a su business plan revisado a la baja.
    • Se firma un contrato con una fecha final en la cual la entidad financiera puede decidir (normalmente incluso antes) convertir ese préstamo en un % de la empresa. Suele ser de un periodo de entre 1 y 3 años. La Caixa casi siempre lo hace de 2 a 4 años.
    • El rango habitual de inversión de La Caixa es de 100.000 a 300.000 euros, CAN de 40.000 a 500.000 euros y Enisa de 100.000 a 1 millón de euros.
    • Se buscan inversiones en fases de capital semilla.
    • Los inversores no intervienen en la gestión, aunque pueden solicitar incluir una persona en el Consejo de Administración. Por ejemplo La Caixa siempre asigna un gestor que participa en el Comité de Dirección.

    Y os remitimos a su post, para un mayor conocimiento de este producto

    HIPOTECA PLATINUM – Caja Madrid

    Entidad: Caja Madrid

    Tipo de Hipoteca:

    Particulares – Importe superior a 200.000 euros
    Destinos: 1ª vivienda; 2ª vivienda y reformas

    Condiciones:

    Tipo de interés inicial: 4% seis primeros meses
    Resto: Euribor + 0,37 puntos
    Sin comisiones de apertura
    Sin comisiones de cancelación o amortización -siempre que la cantidad amortizada no supere el 25 por ciento del capital pendiente

    Otras características:

    Lleva asociada una cuenta remunerada ligada también al tipo de interés marcado por el Euribor, sin comisiones

    Vía l eleconomista.es