Altamira Real Estate inmobiliaria del Banco Santander

Las entidades financieras cada vez tienen más viviendas embargadas y en propiedad que no pueden vender, por lo que las 'BancoInmobiliarias' cada vez manejan más oferta

La burbuja inmobiliaria no está haciendo que las empresas inmobiliarias bajen los precios de forma compulsiva, por lo que cada vez son más las viviendas que no tienen otro remedio que volver a ser propiedad de los bancos, quienes a su vez sí pueden bajar el precio de los inmuebles por debajo de lo que soportaría una empresa sólo dedicada a ello. Esto está haciendo que ‘BancoInmobiliarias’ sea un término cada vez más utilizado. Las entidades financieras están dado una importancia creciente a su división inmobiliaria y lanzando promociones y ofertas puntuales a las que conviene estar muy atento.

Ya os habíamos hablado de Procam, y hoy nos fijamos una de las mayores inmobiliarias propiedad de un banco español: Altamira Real State, del Banco Santander, que maneja unos activos en torno a los 2.600 millones de euros. Y creciendo. En este caso, las propiedades con mayores rebajas están sólo disponibles para empleados de la entidad, pues parece que la situación está tan mal que sólo un descenso de precio por encima del 30% haría posible desacerse de todo el ‘stock’. Por el momento están en venta unas 1.100 viviendas en distintas promociones a precio de hipoteca, es decir con descuentos de alrededor del 20% respecto al precio de venta, pero sólo para personal del Santander. No descarta ampliar la oferta si, como parece, el mercado inmobiliario sigue a la baja.

Altamira Santander Real Estate cuenta actualmente con sólo seis delegaciones comerciales por toda España en las que prevé ofertar una tipología de inmuebles muy variada en suelos y usos: viviendas, naves, torres, locales, etc. La idea es tan nueva que la página web suele estar en obras, pero merece la pena seguirla atentamente. Una confirmación más de que los precios en el mercado inmobiliario eran insostenibles y de que poco a poco pueden ir dándonos buenas noticias.

Deja un comentario